Los principios del entrenamiento en positivo forman la base de todo el trabajo que realizamos con los perros, sea entrenamiento de obediencia o terapia conductual.

Envuelve una serie de conceptos:

  • Trabajo en equipo (propietario o guía, perro y entrenador);
  • Enseñanza respetuosa y amable;
  • Flexibilidad y creatividad;
  • Diversión;
  • Atender el estado emocional del perro en todo momento;
  • Establecer un vínculo afectivo.

El entrenamiento en positivo promueve la formación de perros pro-activos que saben pensar, con iniciativa y capacidad para resolver situaciones por sí solos, y además disfrutar de hacerlo.

 


El curso de cachorros por Zoom nos gustó mucho. Desde el venir al llamado, poder guiarlas con la mano, el dejar cosas que no deben de morder, todo lo hemos aplicado en casa en el día a día y ¡es maravilloso! ¡Nuestras cachorras aprenden y nosotros nos divertimos viéndolas en sus clases presenciales
también!

Mariano y Ale