Tomamos en cuenta las necesidades particulares de cada familia y perro para desarrollar un programa de educación canina que cubra sus necesidades.

Realizamos visitas semanales o quincenales a domicilio para trabajar con el perro. Dejamos tarea cada semana y con práctica todos los días, verán un avance rápido en su mascota.

Algunos de los ejercicios más comunes que trabajamos en tu domicilio son: destrozos en casa y en el jardín, que tu perro haga sus necesidades en el lugar apropiado, control de impulsos (ante puertas y visitas, por ejemplo), la rutina diaria, juguetes adecuados, obediencia básica y socialización.

Podemos ayudarte a resolver problemas de conducta como ansiedad por separación, agresiones, comportamiento obsesivo-compulsivo y fobias, entre otras cosas.

Algunos programas duran poco (2-3 meses) y otros mucho más, todo depende de lo que la familia quiera lograr.